El creciente número de ofrecimientos de educación a distancia en la modalidad en línea han aumentando considerablemente en los últimos años. Este aumento ha requerido que se desarrollen estándares para su creación, aplicación e implementación. Para lograr este objetivo es necesaria la participación de el diseñador instruccional” DI. El DI en su rol de consultor, diseñador, arquitecto y en ocasiones como consejero al momento de adoptar y poner en práctica las técnicas necesarias para el diseño de experiencias educativas que faciliten el aprendizaje.
Este artículo busca repasar el rol y la importancia del DI en el proceso de conceptualización, diseño e implementación de materiales didácticos a ser utilizados en la enseñanza en línea.

Que es? que hace? y como lo hace?…

En años recientes la modalidad de educación a distancia ha tenido un crecimiento exponencial, siendo la enseñanza en línea, a través de la Internet, el método más utilizado.
Durante este tiempo un número significativo de instituciones educativas y corporaciones han incursionado o aumentado significativamente sus ofrecimientos académicos haciendo uso de este método (NCES, 2001). Muchas de las instituciones que han incursionado en esta área lo
han hecho tratando de no quedar rezagados y en el proceso han olvidado tener los componentes humanos y tecnológicos necesarios para ser exitosos y a la vez mantener los estándares de calidad y aprovechamiento necesarios.
El continúo incremento en la cantidad de ofrecimientos de cursos en línea ha propiciado que se desarrollen estándares para su creación, aplicación e implementación (Allen & Seaman, (2004). Esta estrategia permite asegurarse que la creación, diseño, selección y uso de los materiales didácticos a ser incorporados a los cursos en línea vayan a tono con las expectativas, metas y objetivos del programa tradicional. Para esto es necesaria la participación del diseñador instruccional (DI) en todas las fases de la creación de los cursos y/o programas académicos. En la próxima sección se describen algunas de las funciones del DI y su importancia en el proceso de la creación de cursos en línea.


¿Quién es?

El diseñador instruccional (DI) es el especialista en metodologías, procesos, estrategias, y aplicación de los diferentes métodos que deben ser considerados durante la fase de diseño de un curso o programa en línea. Este actúa como consultor, diseñador, arquitecto y muchas veces como consejero al momento de adoptar y poner en práctica las técnicas necesarias para la integración de la tecnología al aprendizaje de los estudiantes (Siemens, 2002). Este
profesional trabaja en estrecha colaboración con el especialista en la materia permitiéndole seleccionar, crear, aplicar y transferir las actividades que capacitan al estudiante en la materia a estudiarse. Regularmente trabajan en universidades o en la empresa privada en escenarios tan variados como: centros de aprendizaje, centros de tecnología, o como diseñadores de cursos o coordinadores de programas de educación a distancia. Estos profesionales que a su
vez son educadores también poseen un extenso conocimiento en el área de programas de aplicación -software- para uso instruccional que va desde diseñar y crear páginas Web hasta edición de video digital y las llamadas plataformas virtuales tales como WebCT o BlackBoard.
La preparación académica del DI debe ser a nivel graduado con maestría o doctorado.

¿Qué hace?

El DI trabaja con el profesor, quién es el experto en la materia bajo estudio, proveyéndole apoyo técnico en relación a las mejores prácticas y métodos disponibles para facilitar el aprendizaje. Es recomendable que el DI participe en la creación de contenido y materiales desde el momento en que los cursos o programas académicos son propuestos (Troupin, 2000). Esto redundará en un diseño eficiente, completo y a tono con las necesidades de los estudiantes del programa educativo y la institución. Una vez completado el diseño del curso o programa académico es vital actualizar el contenido, las herramientas didácticas, los materiales y los recursos adicionales de información. El DI hace recomendaciones en relación a la mejor combinación de procesos y herramientas para las condiciones que requiere el curso.
Es en este momento cuando el rol del DI es fundamental ya que le permite al profesor lograr las metas y objetivos del curso mediante un componente de tecnología instruccional como lo son los cursos en línea en la modalidad de educación a distancia. Este profesional también provee ayuda al momento de seleccionar actividades que permitan al instructor conocer y evaluar el aprovechamiento de los estudiantes en el curso (Wilson, 2004). Otras tareas que el DI realiza incluyen la evaluación de programas, avalúo de la ejecución del estudiante, cuestionarios de satisfacción, proyectos piloto, pruebas beta y alpha; también participa en la revisión curricular al igual que en las iniciativas tecnológicas de su institución educativa. En adición a las actividades antes expuestas, el DI provee apoyo técnico y pedagógico a la facultad en relación al uso de la tecnología instruccional en la enseñanza tradicional.

¿Cómo lo hace?

El DI en su quehacer diario integra el uso de las teorías de aprendizaje, las teorías de psicología educativa y los métodos de cognición. Esto se logra mediante el diseño de talleres de adiestramiento, ayuda individualizada y consultoría. Ejemplo de esto es, el analisis sobre cuál es la mejor forma de incorporar texto a imágenes y las ventajas que existen al utilizarlo dentro de las imágenes vs. fuera de éstas (Clark, 2003). Otras teorias y prácticas incluyen la aplicación de estrategias las cuales van desde reducir la sobrecarga de la memoria hasta el desarrollo de modelos mentales (Reigeluth, 1999; Clark, 2003; & Wilson, 2004).
Un área en el que este profesional se desempeña con mucha destreza lo es, en la selección y uso de herramientas instruccionales. Estas herramientas se utilizan en la creación de material didáctico, contenido y elementos de multimedios. Estos a su vez son integradas en lecciones, modulos, recursos pedagógicos reutilizables -conocidos en inglés como reusable learning objects- y en programas académicos. El listado de herramientas puede ser extenso
aunque a modo de ejemplo se pueden categorizar en : (a) las plataformas de cursos virtuales por ejemplo WebCT, Blackboard y eCollege); (b) tecnologías adjuntas que facilitan y aumentan la interactividad como son Horizon Live y Wimba; (c) mensajería instantánea, correo electrónico y foros de discusión. Siendo más específico en el rol que desempeña el DI, este profesional conoce y aplica las diferentes teorías de aprendizaje, combinadas con las teorías de diseño instruccional creando así un repertorio el cual (se ajusta a cualquier situación o reto educativo al que se enfrente. (Sims & Jones, 2003). Para lograr esto es necesario conocer las fases y modelos que componen el diseño instruccional. Uno de los modelos de diseño más usado es el método ADDIE que por sus siglas en inglés significa (Analisis – Design – Development – Implementation and Evaluation). Este fue propuesto a finales de la década de los sesenta por Lou Carey y Walter Dick (Dick & Carey,1978) .

Conclusión

En los últimos años el rol del DI ha tenido un aumento dada la creciente necesidad por velar que los estándares de calidad usados en cursos ofrecidos en el método en línea sean igual o mejores al método presencial (Allen & Seaman, 2004). Otro aspecto que ha contribuido a el aumento en importancia es la existencia de universidades virtuales, consorcios educativos y el desarrollo profesional que las corporaciones buscan en sus empleados, han incrementado
la participación que tiene el DI en el desarrollo de cursos.

Repasando la versatilidad del diseñador instruccional, podemos indicar que es el especialista que provee:

  • Experiencia en el uso de estrategias para el diseño y la enseñanza de cursos en línea.
  • Consistencia y uniformidad en el diseño, funcionalidad y apariencia de módulos, lecciones y cursos en línea.
  • Alineamiento de las metas, objetivos curriculares y actividades de evaluación.
  • Consejería en la aplicación de las estrategias y procesos más apropiados para la evaluación del estudiante.
  • Uniformidad en el contenido y que esté centralizado en el estudiante, proveyendo oportunidades a los diferentes estilos aprendizaje.
  • Conocimiento, destrezas y selección de las herramientas necesarias para evaluar la tecnología instruccional, y el acceso a esta.
  • Para en el diseño, desarrollo, implementación y evaluación de actividades instruccionales que integran multimedios y la Internet, al igual que otras tecnologías adjuntas, con el objetivo de proveer experiencias educativas de una manera más efectiva, eficiente e interesante.

Podemos resumir la importancia del diseñador instruccional como una de enlace entre el contenido y la tecnología para propiciar el aprendizaje del estudiante.

Autor: Carlos R. Morales Irizarry, M.S.Ed., C.O.I. es Diseñador Instruccional para el Center for Instructional and Technological Innovation (CITI) en New Jersey City University, New Jersey, USA.